AGUA VITALIZADA COMO ESENCIA DE LA SALUD

Nuestro cuerpo está compuesto por un 75 % de agua (dependiendo de la edad). Por lo tanto el elemento agua es uno de los componentes más importantes y considerables del Ser Humano. El agua mantiene hidratado todo nuestro cuerpo y es una condición previa para la producción de los jugos gástricos, para el transporte y la asimilación de nutrientes, así como la desintoxicación de toxinas y escoria.

Hoy en día la falta de agua (deshidratación) es la causa de muchas enfermedades crónicas y cómo, literalmente, seca nuestro cerebro. Desafortunadamente, inicialmente no notamos esta deshidratación. Normalmente la notamos cuanto ya existen mayores disfunciones en el desarrollo de nuestro cuerpo.

Por lo tanto no podemos dejar de insistir en la importancia de beber agua vitalizada regularmente para reactivar y poner en marcha nuestro propio poder de sanación. Deberían ser como mínimo dos litros de agua pura, sin contar café, té, bebidas endulzadas, como limonadas o cerveza; las mencionadas bebidas no son capaces de absorber las escorias del metabolismo, dado que ellos mismos representan ser una solución saturada. Cuanto más oscuro el color de la orina, más alto el grado de deshidratacíón.

Captura de pantalla 2016-07-26 a las 22.29.37

El agua juega un papel muy importante en la eliminación de los residuos metabólicos del cuerpo. No hay otro material que pueda cumplir esta función con la misma eficacia. El agua mantiene la frecuencia o vibración de una sustancia que haya sido introducida en ella, aún cuando no quede el menor vestigio de la misma. Una cualidad cautivadora del agua es la habilidad de registrar información.

El agua vitalizada o estructurada mejora el intercambio del agua celular y aumenta la eficacia metabólica. De esta manera ayuda a prevenir enfermedades y tiene el potencia del prevenir el envejecimiento. La estructura del agua dentro de nuestros cuerpos es la que, finalmente, determina la salud o la enfermedad, además la calidad del agua de nuestro cuerpo depende entre otras cosas de la calidad de nuestros pensamientos.

El agua estructurada hexagonal al 100% tiene una inmensa capacidad para almacenar energía que puede ser liberada inmediatamente cuando es utilizada por organismos vivos. Nuestra experiencia nos ha demostrado que cuando las personas consumen agua vitalizada o agua estructurada hexagonal, el ambiente del agua celular de su cuerpo aumenta, lo que contribuye a una mejora de su salud. Hay numerosos informes que demuestran que las personas que beben agua vitalizada han detenido el proceso del cáncer y de otras enfermedades.

CRISTAL HEXAGONAL 1

El agua buena para nuestra salud debería ser un agua natural, completamente madura, como la que nos regalan nuestras fuentes. Esta agua de la fuente ha podido saturarse energéticamente a lo largo de muchos años y ha podido “madurar” totalmente. Un agua de fuente madura contiene una gran parte de los 84 elementos de la tierra en su forma coloidal más fina, pero lo más importante son las informaciones indefinidas (vibraciones electromagnéticas guardadas) que presenta el agua sana (estructura cristalina viva).

La estructura cristalina puede almacenar un sinfín de informaciones y puede transferirlas a través de vibraciones electromagnéticas. El agua no la necesitamos sólo como medio de purificación o fuente de líquido en su sentido físico, sino también como portador de información. Cuando el agua es saturada en la tierra, es decir, cuanto más información pueda absorber, mayor será su espectro frecuencial y más camposfrecuenciales podrá tocar y estimular en nuestro cuerpo.

Porque todos nuestros órganos y grupos celulares vibran en una longitud de onda muy determinada. En caso de que cada vibración determinada del cuerpo sea tocada desde fuera por la misma vibración, se genera la resonancia, estimulación – algo empieza a moverse. Con esto se llega a un conocimiento totalmente nuevo e importante para cada uno que quiera mantenerse sano o sanarse.

De esta forma podemos determinar las enfermedades como una falta de energía, como una falta deinformaciones estimulantes.Captura de pantalla 2016-07-26 a las 22.32.31

Nuestras células y sistemas, hoy en día, ya no son lo suficientemente estimuladas por nuestra agua del grifo „muerta“ y la como consecuencia la falta de resonancia. Esto genera bloqueos e hiperfunciones.

Desgraciadamente esta estructura tan importante es destruida por nuestras tuberías habitualmente rectas, por lo que a nuestros hogares ya sólo llega agua muerta con las estructuras rotas, que, además suele estar contaminada. De forma biofísica se puede medir que un agua anteriormente viva pierde su estructura y su fuerza energética, después de haber realizado un trayecto de 80 m por las tuberías. No obstante, cómo mínimo se preserva un 4 porciento de la estructura, sin el cual ninguna vida sería posible.

Aquí también debería de tenerse en cuenta el carácter dipolar del agua, dado que también nosotros, al ser seres de agua, estamos sujetos a la ley de la gravitación y la levitación. Si consumimos agua vitalizada de forma exclusiva y nos alimentamos con alimentos energéticos, además de movernos lo suficiente, para poder absorber el suficiente oxígeno y energía vital, nos sentimos como si estuviésemos levitando. Nos sentimos llenos de energía, con ganas de hacer cosas, así como internamente elevados.

Pero si sabemos demasiado poco de estas cosas y nos alimentamos con los alimentos muertos que hay en la civilización, agua muerta y sólo respiramos de forma superficial, entonces en nuestro cuerpo se muesra la gravitación: tenemos sueño y estamos cansados. Pueden llegar a haber acumulaciones de agua en las piernas, dado que el agua, con su gravedad, aprieta hacia abajo.

Cuanto más información contenga una fuente, mayor es su fuerza estimulante, es decir su poder de sanación. Cuando más campos de frecuencia distintos estén grabados en el agua de una fuente, más dolencias podrán ser minimizadas, por ejemplo gracias al agua de un manantial. Tal sanación puede ocurrir de forma repentina, por lo que antiguamente las personas hablaban de sanaciones milagrosas, dado que no eran capaces de asociar la relación – que en sí realente es maravillosa por su genialidad – entre el agua y la sanación.

Investigaciones correspondientes han demostrado que, sobretodo las fuentes sagradas, como la de Lourdes, Fátima, St. Damiano in Assisi, tienen todas un espectro frecuencial especialmente alto y positivo y, de esta forma, transmiten una fuerza vital muy fuerte, gracias a su extremadamente elevada estructura cristalina.

En la naturaleza este tipo de fuentes sanas siguen existiendo y vale la pena rellenar recipientes de cristal con este valioso líquido. Por lo general las investigaciones demuestran que utilizando botellas de plástico, en tan solo 10 minutos las vibraciones positivas de esta buena agua cambia y no puede ser mantenida.

Captura de pantalla 2016-07-26 a las 22.35.57

El agua de una fuente es – en caso de que no haya sido invadida por agua de la superficie contaminada – en su estructura y energía tan fuerte, que desde su nataraleza está libre de gérmenes. Allá donde está la energía fuerte y sanadora de la creación, bacterias y hongos no pueden proliferar.

Este agua además está libre de contaminantes y es de mineralización débil y no precisa ningún aditivo para liberarse de los gérmenes.Un agua buena es un organismo vivo, cuya tarea siempre es alcanzar su punto energético más denso y con más energía, que se encuentra en los 4º centígrados. A esta temperatura puede construir su estructura más densa y además su mayor energía. Buenas fuentes tienen una temperatura de 4 º C. Durante las noches de luna llena, además, la densidad y energía crece considerablemente.

No obstante, si ponemos agua estructurada en una habitación caliente, el agua se mueve constantemente en la botella desde la parte superior más caliente hasta abajo y así se enfría por si misma. Como ser inteligente se mantiene a si misma fresca y libre de gérmenes. Si le añadimos gas a este agua para liberarla de gérmenes, rompemos su estructura y también su vitalidad. El agua genera presión. El agua ya no se puede mover.

Desafortunadamente, hoy en día las fuentes de las aguas minerales son bombeadas hacia arriba, por lo que también el agua inmadura alcanza la superficie y todavía no tiene la fuerza para mantenerse libre de gérmenes por sí sola, por lo que hay que añadirle gas.

El uso cuidadoso de los recursos del agua del planeta y el uso de agua vitalizada hexagonal para nuestras vidas, nos permite más libertad y salud en abundancia, entrando en el siglo 21 y más allá.

 

 

Comentario (1)

  • Carlos Responder

    Hola….acabo de leer articulo …esta informacion vale oro puro…he aprendido mas sobre el agua al leer este articulo que lo que he sabido toda mi vida. Muchas gracias por compartir …..

    6 octubre, 2016 a las 5:12 pm

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.

14 − 8 =